Las dos primeras versiones del Criterium Bogotá contaron con la participación de riders en tres categorías: fixed, singlespeed y ruta. Las modalidades han evolucionado, han crecido y sus exponentes han demostrado sus habilidades año tras año. De igual manera, la carrera se transforma con el fin de mejorar en varios aspectos.

Los riders

Los mejores exponentes del piñón libre en ediciones pasadas son, en la actualidad, corredores de piñón fijo que incluso han ganado en otras competencias en esta modalidad. Tal es el caso de Diego Pacheco, quien fue campeón en libre en 2015 y el mejor amateur en piñón fijo del 2016. Juan Tirado, quien terminó segundo en piñón libre en 2016, es sin duda, unos de los riders bogotanos más destacados del último año, demostrando su nivel en carreras como Cielos Infernales, donde fue el único colombiano en el podio luego de librar la batalla de puertos de montaña más difícil que se haya registrado en la escena del piñón fijo colombiano.

Con el fin de respetar las categorías femeninas y no fusionar las mismas, en 2016 tuvimos una final de 2 riders en singlespeed, categoría que contaba con 4 competidoras inscritas. Este año buscamos fortalecer la categoría femenina de piñón fijo e invitamos a las mujeres que se adhieran a esta categoría. Lamentablemente la falta de asistencia no nos permite sostener la logística que conlleva abrir nuevamente la categoría singlespeed durante ediciones próximas.

 

Tiempos de carrera

Sabemos que un día es tiempo justo y restringido para realizar el despliegue clasificatorio y finales para 6 categorías. Con la desaparición de 2 de ellas (singlespeed en masculino y femenino), aprovecharemos más el tiempo durante el día para el espacio que requieren las categorías más representativas.

 

Piñón Fijo, la categoría principal

Esta carrera nació con la intención de abrir un escenario de competencia para los riders de piñón fijo que anteriormente no existía. En los dos últimos años esta cultura ha crecido y las oportunidades de competir se hacen cada vez más visibles. Con la aparición de nuevas carreras, se fortalece la escena y el nivel de los competidores aumenta considerablemente. Este año también daremos prioridad al piñón fijo como la categoría reina del Criterium Bogotá. La invitación para los mejores riders de piñón libre es que inicien su entrenamiento en piñón fijo y sientan la adrenalina de la carrera desde una perspectiva diferente. ¡Sin frenos!

¿Por qué la categoría ruta se mantiene?

Existen dos razones por las cuales la categoría ruta se mantiene en esta edición. La primera es que consideramos vital desde el inicio que la ruta también tenga un espacio en Criterium Bogotá, es una modalidad del ciclismo que los colombianos respiramos por tantas victorias de nuestros escarabajos. Por ende, este formato de competencia también está abierto para los ruteros y ruteras del país. La segunda es que reconocemos a una cantidad de exponentes del ciclismo emergente que practican la ruta e imponen un gran nivel en la escena. Hablamos de los riders urbanos, bike messengers, competidores de alleycats y otros amateurs cuyo fuerte es la modalidad de ruta.